jueves, 28 de febrero de 2008

Sin palabras

http://www.lavozdegalicia.es/espana/2008/02/27/00031204139629854662142.htm


Cuando crees que ya lo has visto todo, cuando piensas que no se puede ser más hijo de puta, siempre aparece alguien dispuesto a superarlo. Lo de la ideología política supongo que es irrelevante, me da igual que sea de izquierdas que de derechas o del puto centro. Un ser humano como este no es digno de representar a nadie. Eso sí, espero que el castigo sea algo más que el haberle borrado de la lista.
En un capítulo de la tercera temporada de Perdidos, el Sr. Eko cuenta la historia de un niño al que había conocido. El niño tenía un perro, pero cuando éste mordió a su hermana, él cogió un hacha y lo mató sin piedad. Acudió al Sr. Eko, que era cura, para apaciguarse. No le preocupaba si lo que había hecho estaba bien o mal, sólo quería saber si, cuando muriera, el perro estaría esperándole para vengarse. No creo en el más allá, pero si existiese, y fuese un lugar justo, estoy seguro de que a este par les esperarían unos terribles arañazos (y ojalá los reciban ya en vida). Pedazo cabrones.

4 comentarios:

mujer del traje gris dijo...

ke fuerte.
Creo ke es la primera vez ke te leo enfadada.
A veces es dificil creerse y fiarse de una futura e infalible mano justiciera. Pero -aunke es terrible- hay veces en ke a uno no le keda mas ke eso.

Un gran abrazo :)

Mar dijo...

Tienes razón en lo de que la ideología política da igual; lo que queda claro es que este tío no tiene nada dentro de la cabeza o, peor aún, dentro del corazón.

Desesperada dijo...

grrrrrrrr ya hablé también de esto en mi blog, dios, menudo CABRONAZO

Pluskys dijo...

Ya lo vi donde Deses, unos desgraciados, sin más, sin palabras.