sábado, 9 de agosto de 2008

Cosas que hacer en Miño cuando estás de finde


Como soy feliz con las pequeñas cosas, no hay nada mejor que pasar un sábado o domingo de verano en este pequeño rinconcito de Galicia, vagueando y disfrutando de la vida. Por poner algunos ejemplos:



Salir a tomar vinos y tapas a las 12 del mediodía

Comer al aire libre y pasar la tarde charlando

Ir a la compra, parando en cada esquina a saludar a un vecino/a

Ir a acariciar al perro de mi vecina (que me aprecia más que el de mis padres)

Dar la tabarra a mi hermana y mi cuñado

Quedar por la noche con mis amigos en las callejas de Betanzos

Levantarse tarde

Comprar el periódico del domingo y leerlo tomando una caña en una terraza

Ir a la playa a las 7 de la tarde, cuando ya "casi" no queda gente

Arreglar el mundo en un coloquio de taberna

Tirarse en el sofa a ver pelis malas o lacrimógenas

Ver a mi gato Malandro, cada día más delgado (¿qué le harán esas gatas...?)

Acostarse tarde

Leer un buen libro a la sombra de la parra



En definitiva, aprovechar el momento. La vida es corta y la felicidad todavía más, así que aprovechémosla cuando aparece.